Johnson defiende su lenguaje agresivo sobre Brexit

DANICA KIRKA y JILL LAWLESS

LONDRES (AP) — El primer ministro británico Boris Johnson rechazó el viernes las acusaciones de incitar a la violencia al acusar a los oponentes del Brexit de “rendirse” y “traicionar”, y dijo que la única manera de serenar la situación era dejar de demorar y salir de la Unión Europea.

Johnson, del Partido Conservador, asumió hace dos meses con la promesa “sí o sí” de que Gran Bretaña saldrá de la UE en la fecha prevista del 31 de octubre aunque no haya un acuerdo para suavizar las consecuencias económicas.

Ante la falta de señales positivas en las conversaciones entre el Reino Unido y la UE, los adversarios de Johnson en el Parlamento están resueltos a evitar una salida sin acuerdo. Los economistas dicen que esto trastornaría el comercio con la UE, hundiría al país en la recesión e incluso _según la inspección general del gobierno_ interrumpiría el suministro de medicamentos esenciales.

Scroll to continue with content
Ad

En un encendido y estridente debate parlamentario el miércoles, Johnson defendió la idea de que está protegiendo la voluntad de la población contra los intereses de la clase política. El dirigente informó que demorar el Brexit sería "traicionar" a los británicos y que las preocupaciones de que su lenguaje pueda poner en peligro a legisladores son "patrañas".

Los opositores dijeron que semejante lenguaje era una incitación a la violencia. Pero Johnson dijo que las tensiones sociales se debían al hecho de no salir de la UE después de votar hacerlo en un referendo hace más de tres años.

“Una vez que se haga, el debate perderá mucho de su calor y angustia” dijo Johnson en una visita a un hospital, parte de una campaña extraoficial para una elección que parece inminente. “Hagámoslo y entonces podremos seguir adelante”.

Ante las crecientes divisiones, los obispos de la Iglesia de Inglaterra pidieron calma el viernes.

"Debemos hablar a los demás con respeto", informaron los prelados en un comunicado. "Y también debemos escuchar (...) No debemos denigrar, subestimar o ignorar las opiniones honestas de nuestros conciudadanos, sino tratar de respetar sus opiniones, su participación en la sociedad y sus votos".

En un reporte presentado el viernes, la Oficina de Auditoría Nacional británica informó que la capacidad adicional de envíos chárter de Gran Bretaña para llevar bienes al otro lado del Canal de la Mancha podría no estar operativa hasta finales de noviembre. De los más de 12.300 medicamentos autorizados en el país, unos 7.000 llegan desde o a través de la UE, la mayoría cruzando el canal.

___

El periodista de The Associated Press Geir Moulson en Berlín contribuyó para este despacho

What to Read Next